Lo mejor de Abama Resort en casa: ideas del Kids Camp para llenar de vida tu residencia

Durante estas semanas queremos que tengas lo mejor de Abama Resort en casa. Hoy te traemos ideas de nuestro Kids Camp para que los más pequeños de la familia aprendan divirtiéndose y tu hogar se llene de naturaleza.

Durante estas semanas queremos que tengas lo mejor de Abama Resort en casa como las increíbles recetas del restaurante Melvin by Martin Berasategui o las rutinas básicas de ejercicios para mantenerte en forma. En nuestra búsqueda de nuevas propuestas, hoy te traemos varias ideas de nuestro Kids Camp para que los más pequeños de la familia aprendan divirtiéndose y, al mismo tiempo, tu residencia se llene de naturaleza. Comprometido con la educación en temas medioambientales y de conservación de Tenerife, el Kids Camp de Abama propone diversas actividades para que los niños entre 4 y 14 años se maravillen con su entorno y con la fascinante mezcla de culturas de la Isla. Pero como la curiosidad infantil puede saciarse en cualquier sitio, siempre que estemos con los ojos y la mente abiertos, hoy traemos algunos proyectos del Kids Camp que todos pueden realizar en casa. Parte fundamental de nuestra filosofía educativa es que los niños se sientan conectados con la naturaleza y estas propuestas, además de apuntar hacia ese objetivo son una excelente manera de pasar una tarde en familia o hacer un descanso divertido después de los deberes escolares.

Un jardín urbano

Para crear un jardín urbano no necesitas una azotea ni contar con un gran terreno y ni siquiera, te hacen falta macetas. Mira a tu alrededor y recoge muchas cosas que pueden hacer las veces de tiestos como botellas de plástico vacías, cartones de huevos, recipientes de yogurt o incluso neumáticos viejos, si cuentas con espacio suficiente. Recuerda que puedes usar cualquier objeto que pueda servirte como maceta y tu elección dependerá de lo que tengas a mano en casa.

Ahora que tienes el recipiente, piensa en lo que quieres plantar: pueden ser flores o un cultivo que más tarde te dé frutos, un vegetal, una planta aromática… ¡Hay tantas posibilidades que todo dependerá de lo que quiera la familia! Puedes recoger las semillas de las frutas y verduras que coméis en casa y, en vez de tirarlas, se limpian y se guardan para el momento de sembrarlas. En nuestro Kids Camp Abama hemos experimentado con semillas de calabaza, tomate, calabacín, berenjena y sandía, y todas han dado muy buenos resultados.

También puedes probar con las semillas de limón, aguacate, fresas o incluso, con algunas legumbres como judías verdes. Como punto de partida, te recomendamos esta página web en la que encontrarás instrucciones detalladas sobre cómo tratar las semillas o los desechos para aprovecharlos en tu propio huerto. Si hay alguna semilla específica que quieras sembrar, bastará con un poco de investigación en Internet. Seguro que los niños se lo pasarán muy bien en todas las etapas de la creación del jardín en casa.

Bebedero para pájaros

Un comedero o una fuente para los pájaros es una forma maravillosa de atraerlos hacia tu casa y de convencerlos de que hagan una pequeña pausa entre vuelos. Desde Kids Camp te sugerimos una fuente porque es más fácil tener agua que comida especial para aves en casa, pero si tienes ambos y a tus hijos les hace especial ilusión alimentar a los pájaros, es una idea genial para ponerse manos a la obra.

No olvides que nuestra mascota Guañá es una pardela originaria de las Islas Canarias y, ahora que sobrevuela aburrida las playas de Tenerife, se plantea visitar a todos sus amigos en el mundo. ¿Qué tal si la fuente que construyes lleva el logotipo de Kids Camp? Guañá se alegrará mucho de verlo y, nunca se sabe… ¡podría visitarlo!

Antes de empezar, tenéis que definir el sitio donde estará ubicado el bebedero porque debe ser un lugar con poco tráfico. Los pájaros se asustarán si ven personas muy cerca y no se animarán a beber. Para hacer una fuente, únicamente necesitarás una botella de plástico y una cuerda o alambre que te sirva para suspenderla en un lugar visible y al aire libre. No olvides cambiar el agua todos los días para que esté fresca. Ahora, ubícate en algún lugar cerca de la ventana, pero fuera de la vista del pájaro y trata de no hacer ruido para que no se asuste.

Seguimiento a la luna

También podemos mantenernos conectados con la naturaleza a través del espacio, viendo atentamente las estrellas y la luna. Como ahora no nos estamos levantando especialmente temprano, podemos quedarnos despiertos con los niños un buen rato y ver qué tipo de luna tenemos cada noche. La podemos dibujar juntos en un cuaderno que será nuestra bitácora de seguimiento para ver cómo progresa la luna a medida que transcurren las noches. Esta es una excelente manera de aprender a través del descubrimiento en lugar de que alguien nos lo explique. Una vez capturadas las imágenes de la luna podremos comenzar a intuir o comprender cómo se repite el ciclo lunar cada 28 días.

Si tienes la suerte de vivir en un lugar despejado, cada noche podrás ver además cientos de estrellas, sus constelaciones y, con suerte, algún planeta. Si no los puedes ver desde casa no te preocupes, porque en cuanto podamos volver al Kids Camp haremos una noche astronómica tan divertida que no podrás olvidarla.

Para dejarte lo mejor de Abama Resort en casa, esta semana queríamos ponerte en contacto con la naturaleza, pero pronto volveremos con nuevos proyectos que puedes realizar en familia como una lámpara de lava y muchas más sorpresas. Si realizas alguna de estas actividades, nos encantaría que nos enviaras fotos. La próxima vez que nos veamos en el Kids Camp, te pondremos un sello de la actividad. Mientras tanto, ¡diviértete y sigue aprendiendo en casa!

Entradas recientes

Próximos pasos

Start your own Abama adventure and contacte con nuestro equipo de ventas para más información y consultas sobre las emocionantes oportunidades de Abama resort.