El secreto de las salsas canarias: tipos de mojo picón que podrás preparar en tu residencia de lujo en Abama

Aunque la gastronomía no fue el principal motivo de adquirir tu residencia de lujo en Abama, probablemente sí sea una de las razones que te haga sentir orgulloso ahora. Hoy, el mojo picón!

Aunque seguramente la gastronomía no fue el principal motivo que te impulsó a adquirir tu residencia de lujo en Abama, probablemente sí sea una de las razones que te haga sentir orgulloso de haber escogido nuestra exótica isla para vivir. Y es que las características particulares del archipiélago canario, el clima, la orografía y el suelo volcánico, permiten que se desarrollen una increíble variedad de plantas autóctonas que le dan un gusto especial y diferente a todos los platos y, cómo no, a su típica salsa: el mojo picón.

Esta salsa tradicional es la reina de la gastronomía canaria, por lo que no hay anfitrión que celebre una comida o cena sin la presencia del conocido mojo. Por eso, hoy, desde Abama Resort hemos buscado para ti las mejores recetas para que puedas preparar los diferentes tipos de mojo picón con los que acompañar los deliciosos manjares que ofrecerás a tus comensales la próxima velada.

Lo primero que debes saber es que cualquier mojo picón debe llevar como ingredientes básicos el aceite, el ajo y la sal. La presencia o no del resto de los productos es lo que definirá los distintos tipos de mojo.

Los más celebres son el mojo picón colorado y el mojo picón verde:

El mojo colorado

Es el más conocido, y suele utilizarse para acompañar papas arrugás y carnes. Su característico color rojizo se debe a la presencia del pimentón, y la guindilla y la pimienta le dan un sabor picante. Suele llevar también comino.

El mojo verde

Esta variedad incluye los mismos ingredientes que el mojo colorado excepto uno: en lugar de pimentón, en esta receta se utiliza el cilantro. Existen también algunas recetas que lo sustituyen por perejil. Sea como sea, el mojo verde se acostumbra a utilizar para pescado y, en general, para acompañar cualquier producto cuyo sabor quiera realzarse.

Otros tipos de mojo

Además de estos dos clásicos que ya hemos nombrado, en la gastronomía canaria destacan también variedades más singulares, como, por ejemplo, el mojo frito, el mojo de queso o el mojo de asadura. Para elaborar el primero se utiliza orégano y tomates pelados, mientras que para el mojo de queso es preceptivo emplear un queso fuerte y bien curado. En cuanto al mojo de asadura, muy habitual para acompañar guisos de cabrito o conejo, incluye tocino y entrañas de cerdo.

Otras variedades, también habituales son los mojos de tomates asados, pimientos verdes o pimientos rojos, que no llegan a ser dulces, pero no son del todo picantes.

En cuanto a su preparación, no puede ser más simple: basta con mezclar a mano de mortero todos los ingredientes excepto el aceite y el pimentón hasta lograr una pasta homogénea y suave.

Una vez que tenemos la pasta, añadimos el pimentón y, muy lentamente, el aceite de oliva virgen extra y el vinagre hasta que quede una pasta espesa, que se puede aligerar con un poco de agua si se nos va la mano.

Como ves, es sencillo, aunque laborioso, porque lo cierto es que te recomendamos que lo prepares con mortero, al estilo tradicional. Si bien, prometemos no decir nada si decides optar por una batidora.

Así que, a partir de ahora, cuando te reúnas con los tuyos para cenar en la espléndida terraza de tu propiedad de Abama, no podrá faltar una buena cantidad de mojo para acompañar a las exquisitas recetas con las que sueles deslumbrar a tus invitados. Y, ¿por qué no? Quizás decidas incorporar esta fantástica salsa a tu menú diario, porque lo bueno no tiene que estar reservado solo para ocasiones especiales. Con un poco de mojo picón, la vida es siempre un poco más picante.

Entradas recientes

Próximos pasos

Start your own Abama adventure and contacte con nuestro equipo de ventas para más información y consultas sobre las emocionantes oportunidades de Abama resort.