Bosques de laurisilva y parques en Tenerife: tesoros milenarios

Muy cerca de tu casa de lujo en Tenerife tienes árboles y vegetación que datan del período Terciario, en los bosques de laurisilva.

Cierra los ojos e imagina cómo era un bosque hace millones de años. Ahora, tócalo. Es posible que no sepas que muy cerca de tu casa de lujo en Tenerife tienes árboles y vegetación que datan del período Terciario. Los bosques de laurisilva son una reliquia viva que Tenerife conserva como patrimonio para la humanidad, porque datan de hace 20 millones de años y son el último vestigio de la vegetación que cubría gran parte del norte de África y el sur de Europa. Después de las glaciaciones, el desierto y las nuevas especies cambiaron radicalmente los paisajes, así que quedaron muy pocos bosques milenarios en zonas puntuales de las Islas Canarias.

El Parque Rural del Teno y el Parque Rural de Anaga, son las dos áreas protegidas con bosques de laurisilva que se encuentran a un paso de tu propiedad de lujo en Tenerife. Aprovecha esta oportunidad para sentir el ambiente tropical húmedo en medio de árboles y hojas de tamaño extraordinario como sauces, mocanes, laureles, brezos y sanguinos.

Parque Rural del Teno

A tan solo 40 minutos en coche, saliendo de tu casa en Tenerife, llegas al Parque Rural del Teno. Gracias a su aislamiento, estas 8.063 hectáreas de bosque conservan intactos sus tesoros naturales. Además de la centenaria zona boscosa de laurisilva, en el Teno disfrutarás el contraste de acantilados, valles y senderos con diferentes niveles. Es aconsejable pasar primero por el Centro de Visitantes de Los Pedregales donde te informarán sobre la Red de Senderos y lo que puedes encontrar en cada ruta.

En el Monte del Agua caminarás entre fayas, palos blancos, madroños y acebiños, especies vegetales frondosas, de gran valor para el ecosistema de la zona, porque aquí se conserva fauna amenazada como las palomas de la laurisilva, el lagarto moteado, el cuervo, la siempreviva de Masca, la amargosa y el águila pescadora. Siente la vibración de la naturaleza en tu cuerpo y reconéctate con la tierra más antigua que has pisado nunca. Más de 20 millones de años de historia se concentran en raíces, troncos y rocas, que merecen toda nuestra protección.

También te recomendamos pasear por la Punta del Teno donde encontrarás árboles de espectacular tamaño como tabaibas y cardones de la Isla. ¡Debes volver a tu casa de lujo en Tenerife con una foto al lado de estos árboles portentosos!

Y si además de naturaleza, quieres sentir el encanto de las poblaciones rurales, date una vuelta por caseríos como El Palmar, Teno Alto, Las Lagunetas, Las Portelas, Los Carrizales, Masca y Erjos donde verás antiguos hornos de pan o de teja.

Parque Rural de Anaga

En el extremo nordeste de Tenerife, a una hora y media en coche desde tu residencia de lujo, hay un verdadero tesoro que no te puedes perder: el impresionante Parque Rural de Anaga. Declarada Zona de Especial Protección para las Aves, este es el hogar de especies endémicas como las palomas rabiche y turqué, así como de la, el cernícalo y el búho.

El Parque Rural de Anaga tiene una extensión de 14.500 hectáreas, así que puedes planificar diferentes visitas a lo largo del año y disfrutarlo con calma, porque aquí siempre encontrarás rincones mágicos para pasear en familia y conseguir fotos espectaculares. Antes de adentrarte en las montañas, infórmate sobre las diferentes rutas y senderos en el Centro de Visitantes de la Cruz del Carmen. Y si eres un senderista experto y tu intención es pasar algunas noches en el Parque, consulta la disponibilidad en el albergue de Anaga, situado en la localidad de El Bailadero.

Caminar es el verbo que mejor se conjuga en el Parque Rural de Anaga, Reserva de la Biosfera. Llena tus pulmones con aire puro, atrévete a tocar el musgo y los líquenes y sorpréndete con las tonalidades de la luz filtrada a través de las copas de los árboles.

A continuación te proponemos algunos senderos, pero una vez dentro del Parque, comprobarás que puedes hacer muchos caminos, según tus intereses y tu experiencia.

- Sendero de los sentidos: comienza muy cerca del Centro de Visitantes y tiene tres variantes con diferentes metros de desnivel. En cualquiera de las rutas que elijas, te sentirás como en un cuento con gnomos y elfos, porque los árboles milenarios formarán túneles a tu paso, escucharás todo tipo de pájaros y el suelo húmedo te recordará que estás pisando una tierra llena de historia.

- De la montaña a la Playa de Antequera: cuando llegas a las cumbres de Anaga por el bosque de laurisilva, puedes empezar a bajar por el Barranco de Antequera hasta llegar a la playa, de arena finísima. Si todavía quieres sentir más la presencia del mar, súbete a un barco que te lleve a la Playa de las Teresitas y sorpréndete con la forma y la altura de los acantilados de la costa de Anaga.

- Sendero del bosque encantado: como su nombre lo indica, este sendero te hará viajar a otro tiempo y otro espacio. En la Reserva Natural Integral del Pijaral encontrarás este recorrido circular por un bosque de laurisilva en el que prevalecen los enormes helechos. Ábrete paso entre ellos, deteniéndote a observar sus impresionantes hojas, y llega hasta el mirador natural del Roque Chinobre. Desde aquí puedes ver la Península de Anaga y gran parte de la Isla de Tenerife.

Como puedes comprobar, hay una riqueza natural invaluable a tan solo unos kilómetros de tu casa de lujo en Tenerife. Los bosques milenarios de laurisilva no solo son un tesoro vivo de gran magnitud sino que hacen parte de la historia de nuestro planeta y se empeñan en permanecer altivos para el deleite de todos los que quieran visitarlos y cuidarlos.

Entradas recientes

Próximos pasos

Start your own Abama adventure and contacte con nuestro equipo de ventas para más información y consultas sobre las emocionantes oportunidades de Abama resort.