Arquitectura

La arquitectura moderna de Abama se fusiona con las tradiciones del norte de África y los principios chinos ancestrales. Diseñado por el famoso arquitecto chileno-boliviano Melvin Villarroel, Abama no tiene comparación: es una ciudadela mágica de edificios árabes interconectados cuyos colores de terracota quemada parecen cambiar a medida que avanza el día. Ante todo, Abama es una comunión entre la arquitectura y el entorno natural, un lugar donde el mar, la tierra y la vegetación tropical se mezclan de forma natural con las formas arquitectónicas. Su diseño ingenioso, guiado por la filosofía del Feng Shui, ofrece espacios de calma y serenidad incluso en las partes más concurridas del hotel; en cada rincón encontrará jardines secretos, maravillosas piscinas y vistas cautivadoras. No importa cuánto dure su estancia, siempre hay más por explorar.